Ir al contenido principal

¿Practicando Rabietas? Cuando el genio le sepera



Vaya, entre unas cosas y otras la semana pasada no encontré el momento de escribir aquí. Y, la verdad, sí quiero hacerlo ya que quería compartir con vosotras lo último de mi gordi, seguro que alguna de vosotras podréis darme consejos para ayudarme.

Hace unos días cumplió 21 meses, ya estamos cerca de celebrar su segundo cumpleaños y últimamente parece que está practicando para tener unas rabietas de record, es como si nos estuviese preparando para lo que está por llegar




Han pasado cinco meses desde que os conté por primera vez el genio que se gasta. Pues la cosa no ha mejorado nada. Bueno sí, ahora no nos da tantos manotazos. No, ahora se tira al suelo, como en la foto que veis arriba, o se sienta y mientras llora, da voces y gritos, le da golpes al suelo. Muy melodramática me ha salido, me parece a mí.

El primer día que ocurrió esto no estuve a la altura, me puse muy nerviosa y acabé gritando, por lo que ella gritó aún más y aunque intenté levantarla, ella seguía tirándose al suelo. Creo que ese episodio se finalizó por ko de las dos.
La siguiente vez decidí ser más seria y firme, pero sin gritarle. Fue algo mejor, aunque me llevó mucho rato.

Con el paso de los días lo que he ido haciendo cuando ocurre (que no es a diario ¡gracias a Dios!) es decirle que no pasa nada, que se tranquilice. Normalmente me grita y llora más fuerte. Así que, lo que me ha funcionado más rápido es decirle, todo lo calmada que puedo, es que como no pasa nada, mientras no se calme y deje de gritar no le haré caso. Igual me siento en el sofá y ella está en el suelo dándolo todo. Cuando parece que para le preguntó si ya está mejor. A veces viene, me abraza y como si no hubiese pasado nada pero otras vuelve a empezar.

En alguna ocasión ha sido tan borrica, que ni por muy calmada que le hablase ni nada paraba así que le decía "yo voy a hacer mis cosas, cuando se te pase me llamas". Pues la jodia paraba de llorar si me iba de la habitación donde estaba con ella, si me había ido a la cocina, iba hasta la puerta y seguía allí con sus lloros.


Os aseguro que empiezo a tener pánico a los famosos 'terribles dos'. Si ahora se pone así y hay días en los que no sé que hacer para tranquilizarla, cuando sea ese momento... igual me tiro por la ventana. O me encierro en el baño a llorar yo también. No, enserio, por favor, contadme ¿como lo hacéis vosotras? ¿Qué estrategia seguís en estos momentos de tormenta? ¿Soy la única que se siente muy mala madre por no saber llevarlo? ¡Gracias por vuestra ayuda!


Comentarios

Lo más visto

Comparativa pañales / Opinión personal

Factor V Leiden - Embarazo y Post parto